domingo, 13 de enero de 2008

Drácula de Bram Stoker (novela)

He decidido tomarme un pequeño Kit Kat de Bleach y hacer una entrada de uno de mis libros favoritos, Drácula (me gustó desde el primer momento que lo leí).

Para mi desgracia el personaje que mejor me cae muere, no es el vampiro ni ninguno malo.

DRÁCULA

Personaje histórico:

El libro de Drácula, o mejor dicho, el personaje central de la novela, el conde Drácula, se cree que está basado en Vlad Tepes, conocido como Vlad el Empalador, y en leyendas de vampiros que circulaban en Europa oriental. Tepes vivió en el siglo XV y fue príncipe de Valaquia (que junto con Moldavia formó el reino de Rumanía).


Vlad Tepes, "Vlad el Empalador", conocido en el mundo entero como Drácula, nació en Rumania (1428-1476). Hijo de Vlad Dracul (caballero de la orden del dragón - 1431) y nieto de Mircea el Grande, soberano de Velaquia (1368-1418) fue uno de los príncipes rumanos que por sus diversas hazañas y su nada corriente personalidad, llamó la atención y ocasiono el interés de forma muy especial no solo de sus contemporáneos sino también de la historia y literatura actuales. Para algunos historiadores del tema, Drácula fue un heroico defensor de los intereses e independencia de su país y del cristianismo, mientras que para otros se trataba de un caso patológico, el de alguien que torturaba, atormentaba y por supuesto mataba para divertirse, por puro placer. Fue uno de los tres hijos legítimos de Vlad "El Diablo", príncipe de Velaquia (antiguo principado danubiano, que formo con Moldavia el reino de Rumania). Hoy en día, constituye dos regiones geográficas bien definidas: la Mutenia, situada al este del río Olt, y la Oltenia, al oeste. El viejo Vlad se gana por méritos propios el apodo de "Dracul" (El Diablo) por su afamada crueldad y sangre fría y que posteriormente heredaría su predecesor. No se conoce con exactitud la fecha y lugar de nacimiento, pero se estima que vio el mundo por primera vez allá por 1428 en la ciudad de Sighisoara (Transilvania, situada en la región de Brashov, y fundada en 1280). Su padre residía allí en una mansión que hoy todavía se conserva (Bran Castle). Ha pasado a la historia por su apodo Drácula (proviene de "Draculea". La terminación "ulea" en rumano quiere decir "hijo de", lo que podría traducirse como "El hijo del Diablo"). Reinó como príncipe de Velaquia en 1448; de 1456 a 1462, y finalmente en 1476, año de su muerte. El pueblo le puso como apodo también "Tepes" (Empalador) ya que esta era la pena capital a la que más era aficionado y que aplicaba con más prodigalidad, aunque esta última expresión, hasta mediados del siglo XVI no aparecería en ningún documento.


En aquellos tiempos, el trono de Velaquia estaba amenazado desde el exterior por los turcos y húngaros, y en el interior por los nobles ávidos de poder que luchaban entre ellos con un salvajismo y ferocidad más que bestial. La trágica muerte de su padre, que fue ejecutado por Iancu de Hunedoara en 1447, obligó al joven Vlad a ponerse al lado de los turcos, adversarios de Iancu, con cuya ayuda accedió al trono de Velaquia en Septiembre de 1448, y aunque el príncipe Vladislav II, pretendiente al trono, y apoyado por los húngaros y la población de origen alemán, fue derrotado en Kossovo (al norte de la actual Macedonia junto al río del mismo nombre) éste sólo consiguió conservar el trono unas pocas semanas.


La vida y gracia de Vlad se conoce muy poco hasta el año 1456. Durante estos años, Vlad fue separándose de los turcos y estrechando las relaciones con su enemigo Iancu de Hunedoara, lo que sí era moralmente recusable, era sin embargo muy práctico. No era nada extraño durante esa época el hecho de cambiar las ideas y conveniencias políticas de una manera un tanto extraña y del todo inesperada, solo hay que echar un vistazo a la historia de los grandes y diversos reinos de la Europa Occidental. Este repentino viraje político se manifestaba solo en una cosa: el deseo para Vlad de volver a reinar en Velaquia. Seguía atentamente las crecientes desavenencias entre Vladislav y Iancu hasta que el 23 de Abril de 1452, Iancu iniciaba la guerra, arrebatando a su rival las ciudades y propiedades que poseía en Transilvania, circunstancia que aprovecho Vlad para ofrecerse al vencedor como pretendiente al gobierno de estas, solicitando su ayuda y prometiéndole una "fidelidad inquebrantable". Pero, el 6 de Abril de 1545, Vladislav, negado y resignado al hecho de ser derrotado, irrumpía en Transilvania arrasando, matando, quemando y saqueando. Draculea, deseando conservar su trono, solicitó y obtuvo el mando de un pequeño ejército aprovechando la intervención en la guerra del monarca húngaro Ladislao V de Habsburgo, Archiduque de Austria y Rey de Bohemia, que veía amenazados sus intereses en la región. La pugna le fue favorable, logrando apresar a Vladislav al que hizo decapitar en la ciudad de Tirgusor (cerca de Tirgovisthe, la antigua capital de Velaquia). El 3 de Julio, fue una fecha importante para Vlad puesto que volvería a reinar y garantizaría a sus súbditos la protección contra los turcos y el libre comercio allende de las montañas de Velaquia, a cambio de que estos le prestaran ayuda en caso de guerra.


El hecho de que el nuevo príncipe obraba con "demasiada independencia" dio la voz de alarma a los húngaros y alemanes los cuales fueron modificando su actitud, llegando a solicitar el 14 de Febrero de 1457 a sus súbditos que apoyaran a otros pretendientes. No tardaron en iniciarse una serie de alianzas e intrigas, acompañadas (como podía esperarse) de lealtades y traiciones. En el año 1459, Draculea ordeno empalar a algunos rebeldes destacados y arrojar al fuego a otros, siendo este el macabro y tortuoso inicio de su carrera de crueldades. Favorecido por la suerte, logro atrapar al más peligroso de sus adversarios, Dan Voeivod en la primavera de 1460, al que obligo a cavar su propia tumba y asistir a sus funerales antes de hacerlo decapitar. El 24 de Agosto redujo a los últimos rebeldes; hizo empalar a algunos pero curiosamente se mostró excesivamente generoso con otros.


Consolidado su trono, "El Empalador" se alzó contra los turcos a los cuales no les pagaba los tributos que estos exigían desde hace tres años. El sultán Muhammad II, el conquistador de Constantinopla, conociendo el temple de su enemigo y el coraje y bravura de sus guerreros, prefirió utilizar la cabeza antes que la fuerza. Le envió como mensajero al colaboracionista griego Catavolinos, citándole en Giurgiu (fortaleza y puerto danubiano, no lejos de Bucarest) para solucionar un "pequeño problema fronterizo", apostando cerca de la población un destacamento de tropas escogidas al mando de Hamza Beg. Vlad fingió caer en la trampa, (ya se había olido que dicha citación no era normal y menos tratándose de un asunto aparentemente de tan poca importancia) e incluso se presento con parte de los tributos pendientes y algunos presentes para el Sultán pero a su vez traía consigo un fuerte contingente de caballería que derroto a los turcos (puesto que estos eran muy inferiores en número) tras apoderarse del lugar, haciendo prisioneros además al griego y al general otomano, los cuales junto con el resto de los apresados fueron conducidos a Tirgovisthe, capital de Velaquia, y posteriormente empalados. Animado por el éxito, Vlad se pasó a la orilla derecha del Danubio, incendiando y saqueando tras derrotar a las tropas turcas. El 11 de Enero de 1462, en una carta que estaba dirigida al nuevo soberano húngaro Matías Corvino, daba cuenta de haber acabado con más de 24.000 enemigos habiendo hecho amontonar sus cabezas y contarlas, con la excepción de los que murieron en los incendios de sus casas. Consecuencia de estas incursiones, estaban tan desmoralizados que muchos de ellos prefirieron abandonar Estambul ante el temor de que este pudiera apoderarse de la ciudad, conquistada hace pocos años y en la que aún quedaban gentes que recordando el espléndido periodo bizantino, no hubieran dudado en levantarse contra sus dominadores.


Enfurecido, Muhammad II dispuso de un gran ejército de unos 250.000 hombres y una flota dispuesta a remontar el Danubio. Vlad no podía oponer más de 10.000 hombres y recurrir a tácticas como la guerrilla y la "tierra quemada" (primavera/verano de 1462).


Tras sufrir muchas bajas, haberse declarado una importante epidemia de peste y no poder apoderarse la flota turca de la ciudadela de Kilia (al sur de Moldavia), el Sultán ordena la retirada de sus tropas y una vez en Estambul valiéndose de su genio y astucia, le opuso a uno de sus propios hermanos, Randu "el Hermoso" que se había pasado al bando otomano, arrastrando algunos de los principales boyardos. Finalmente, tras una serie de intrigas (falsificación de documentos incluida) muy de la época y del lugar, Muhammad logra que el Rey ordenara el arresto de Vlad que fue encerrado durante doce años, primero en Visegrado (cerca de Sarajevo, a orillas del Drina) y posteriormente en las inmediaciones de Budapest, donde recibía un trato especial, es decir, era tratado con mayores consideraciones. Mientras tanto, entre 1462 y 1475, Randu, hombre débil y carente de personalidad, se sentó en el trono de Velaquia casi como un títere de los turcos.


Las circunstancias que permitieron a Vlad, librarse de la prisión no están muy claras, pero es sabido que tomo parte en la batalla de Vaslui (en la región de Jashi, Moldavia), el 10 de Enero de 1475, formando parte del contingente enviado por el Rey de Hungría al príncipe transilvano Esteban Báthory contra los turcos. Lo curioso y por otro lado cierto, es que Draculea volvía a ocupar su trono el 11 de Noviembre de 1476. Semanas mas tarde, los turcos le sorprendieron desprevenido con una escolta de sólo 200 hombres (de los cuales sólo sobrevivieron 10 para contarlo) y le dieron muerte. La cabeza de Vlad fue enviada a Estambul y exhibida públicamente. Le sucedió su hermano Randu, pero siempre supeditado a la "Sublime Puerta", que reino hasta Septiembre de 1500.


La leyenda negra:

Vlad se hizo famoso por tres cosas: su increíble arrojo y valentía (murió luchando con un ejército de tan solo 200 hombres contra un ejército de 120.000 turcos, algo que había hecho antes varias veces con éxito), su implacable sentido de la justicia y su extraordinaria crueldad, capaz de llamar la atención incluso en aquellos tiempos sangrientos. Como su apodo Tepes indica, su argumento contundente favorito era el empalamiento, una técnica de tortura y ejecución que consiste en introducir un palo sin punta, (ya esto aseguraba un mayor sufrimiento en la víctima), por el ano o la vagina hasta la boca o el hombro, fijarlo a la carne con un clavo y después levantarlo para que la víctima muera allí lentamente, entre dolores atroces. Al menos cien mil personas, murieron de esta manera a manos de los hombres del Empalador durante los siete años que duraron sus sucesivos reinados: enemigos, traidores, delincuentes de todo tipo y las familias de todos ellos, incluyendo a los bebés, y a elementos de su propia milicia que "merecían" ser castigados.


Un delegado papal en la corte húngara lo describió así: "No era muy alto, pero sí corpulento y musculoso. Su apariencia era fría e inspiraba cierto espanto. Tenía la nariz aguileña, fosas nasales dilatadas, un rostro rojizo y delgado y unas pestañas muy largas que daban sombra a unos grandes ojos grises y bien abiertos; las cejas negras y tupidas le daban aspecto amenazador. Llevaba bigote, y sus pómulos sobresalientes hacían que su rostro pareciera aún más enérgico. Una cerviz de toro le ceñía la cabeza, de la que colgaba sobre unas anchas espaldas una ensortijada melena negra." (Nikolaus Modrussa).


Vlad hizo y deshizo alianzas tanto con turcos como con húngaros siempre por los intereses de su patria, Valaquia. Durante todo su reinado se caracterizó como un auténtico patriota y siempre defendió los intereses de su pueblo ya que tanto húngaros como turcos miraban a sus territorios como región a conquistar. Casi siempre contó con un ejército reducido y muchas veces utilizó las tácticas de la guerrilla (utilizaba la táctica de tierra quemada, infectaba los pozos de agua, mandaba enfermos de tuberculosis a los campamentos turcos) para luchar contra sus enemigos.


DRÁCULA DE BRAM STOKER:


La novela:

La novela, publicada en mayo de 1897 (Westminster, Archibald Constable and Company), despliega erudición sobre vampirismo. El vampiro ha logrado conquistar la muerte, más que la inmortalidad, puesto que está condenado a vivir casi como un espectro. El término vampiro que es eslavo, proviene del serbio "vampir" y del ruso "upir". No existe en rumano una palabra para designar al vampiro. Algunos traducen el término rumano "strogoi" como vampiro, pero este vocablo se refiere a una bruja o espectro, no a un vampiro. Algunos dicen que "nosferatu" es la palabra rumana para vampiro, pero en realidad proviene del griego "nosophoro", que significa "portador del mal". La verdad es que los vampiros ni siquiera provienen de Transilvania, vienen principalmente de Hungría, Serbia, Moldavia y los países eslavos.


El vampiro es conocido «en todos los lugares en que ha existido el hombre», le hace decir Stoker a su personaje, el doctor Van Helsing, un médico experto en enfermedades oscuras. «Ha seguido el rastro del berserker islandés, del huno (engendrado por el diablo), del eslavo, el sajón, el magiar».


En las primeras páginas de su novela, Stoker insinúa la seducción horrorosa del vampiro. En un castillo decadente, rodeado de un paisaje invernal y solitario, un hombre cultivado, aristocrático y atemorizante acaba de franquear la entrada a un joven inglés con la frase clave: «Entre usted libremente y por su propia voluntad». El conde Drácula no refleja su imagen en los espejos; y es que la superstición decía que el vampiro había perdido su alma (las antiguas culturas relacionan la imagen reflejada con el espíritu). Drácula es peligroso, repugnante y veladamente sensual. Pronto se verá que convive con espectros. Pero estos espectros son voluptuosas figuras femeninas. Esta imagen del vampiro no es un invento de Stoker, se había desarrollado ampliamente con anterioridad, desde la publicación del relato El vampiro de Polidori en 1816, hasta la publicación de La buena Lady Ducayne en 1896, un año antes de la publicación de Drácula. El vampiro había tomado varios nombres, lord Ruthven, lord Seymour, sir Francis Varney, y había tenido mucho éxito en toda Europa en espectáculos de circo, obras de teatro, melodramas, óperas, novelas, cuentos y folletines.


Mediante diarios personales de los principales personajes y cartas que éstos se intercambian, Stoker desarrolla una historia en la que se revela la desmesurada ambición de poder de Drácula, quien se traslada a Londres y mueve ejércitos de ratas, niebla, lobos, murciélagos y tormentas para lograr su objetivo.


Stoker conocía los detalles de la superstición y refiere los poderes del vampiro (capacidad de alterar el clima, de lograr obediencia de seres repulsivos, como las ratas, moscas, arañas y los murciélagos, pero también de los lobos y los zorros), fuerza sobrehumana, posibilidad de convertirse en animal o niebla. El vampiro huye de la luz diurna, que lo debilita pero no lo destruye, puede moverse en el mediodía durante un escaso período de tiempo (el conde Drácula en la novela aparece a plena luz del día buscando a Mina Harker); duerme sobre tierra traída de su lugar natal, en el interior de un ataúd; bebe sangre humana (su único alimento) y convierte en vampiros a las personas a las que asesta su mordedura fatídica. Se lo puede mantener a raya con crucifijos, ristras de ajo, hostias y agua bendita, pero para que muera realmente se debe clavar una estaca en su corazón o decapitarlo.


El Drácula de Stoker tiene todos los elementos de los vampiros que lo precedieron, más algunas características tomadas del hombre lobo, cuya historia había sido publicada poco antes.


ARGUMENTO

Todo comienza cuando Jonathan Harker un joven agente inmobiliario debe realizar un viaje a Transilvania para concluir el trabajo de su compañero, George Renfield, el cual era el de terminar de comprar unas propiedades en Londres para el Conde Drácula, el cual también le pide que le explique cosas acerca de Londres. Renfield se encuentra ingresado en un manicomio desde su viaje a dicho paraje de la cordillera de los Cárpatos. En un principio la estancia de Jonathan en la morada del Conde Drácula es normal, pero a medida que pasan los días se comienza a dar cuenta de la extraña naturaleza de su anfitrión (ve que no se refleja en los espejos). A medida que pasaron los días el anciano agradable que Jonathan había conocido en un principio, se convierte en un ser despreciable, ruin y despiadado, hasta el punto que llega ha hacer prisionero al joven agente. Mientras en Londres Mina Murray prometida de Jonathan Harker comienza ha impacientarse por su tardanza.


Teniendo al joven Harker prisionero en su castillo, el Conde decide viajar a Londres, pero este debe realizar el viaje metido en cajones con tierra de Transilvania, ya que debe descansar en la tierra sagrada de su patria. Para alcanzar su destino debe viajar en carruaje hasta un puerto cercano “el Bósforo” y en barco hasta un puerto hasta la costa sur de Inglaterra. Al mismo tiempo la joven Mina decide pasar una temporada con su amiga Lucy Westernra, para encontrar un poco de descanso. Lucy es una joven de clase acomodada, que vive en una lujosa mansión (lo sabemos por lo que cuenta de las criadas, pero se muestra mas en la película).


Pasa el tiempo, y Jonathan sigue recluido en el castillo de Drácula. Mientras, en Londres, Lucy sufría unos extraños síntomas: palidez extrema, debilidad y dos pequeños orificios en su cuello, producidos por una supuesta enfermedad, pero lo que en realidad le pasaba a la joven, es que estaba convirtiéndose en vampiresa o en No-muerta debido a que Drácula le absorbía la sangre el cual necesitaba la sangre de los vivos para sobrevivir y rejuvenecer.


Al no mejorar la salud de Lucy su prometido Lord Arthur Holwood, Quincey Morris y Lord Godlaming junto con Mina pidieron consejo al doctor Seward. Este médico es el director del manicomio en el que se encuentra loco o no tan loco Renfield, y además de buen amigo de la enferma de la que estuvo muy enamorado de Lucy, por lo que presto su ayuda gustosamente. Al observar que la salud de la que había sido su amada no mejoraba, decidió pedir consejo al doctor Abraham Van Helsing, un atípico médico, experto en temas acerca de murciélagos, y que había sido su profesor en sus años de carrera. Tras pasar el tiempo y después de realizar numerosos tratamientos y probar infinidad de remedios y de transfusiones, Lucy muere. El doctor Van Helsing sospechaba que se había convertido en No-muerta, por lo que tuvieron que realizar un rito para que esta pudiera descansar en paz (le hincaron una estaca en el corazón).


Anteriormente el cautiverio de Jonathan Harker ya había finalizado, porque consiguió escapar del castillo descendiendo por los altísimos muros. El Conde ajeno a que su prisionero había logrado escapar continuó en Londres y encontrándose con la prometida del que había sido su prisionero porque esta le recordaba a su amada Mina guardo un extraño sentimiento hacía el Conde, mezcla de odio y amor. Ambos personajes tenían la extraña sensación de conocerse, aunque esto último se muestra mejor en la película que en el vídeo. En su huida Jonathan llegó hasta un convento en el que las monjas se pusieron en contacto con Mina para que esta acudiese a buscar a su amado.


Jonathan y Mina tras haberse casado en el convento llegan a Londres.


Mina tras volver de su boda compartió su experiencia con el doctor Van Helsing y al cual contó todo lo que sabía Este fue quién averiguó que el conde Drácula era el rey de los vampiros, por lo que decidieron darle muerte. Primero intentaron acabar con él Londres, pero no lo consiguieron. El Conde al encontrarse acorralado partió hacia su castillo en Transilvania. Todos los que querían acabar con él, Jonathan, Arthur, Van Helsing, Quincey Morris, Godalming y Mina. Estos saben que el conde había huido porque en las sesiones de hipnosis que le practicaban a mina esta decía que oía agua y olas (podía introducirse en la mente del conde por que se estaba convirtiendo en No - Muerta, lo cual Beneficiaba y a la vez perjudicaba a todos). Tras días de viaje llegaron al castillo Drácula lugar donde algunos estuvieron esperando, la llegada del No muerto (se habían separado en tres grupos). Drácula llego poco después metido en un cajón de tierra, llevado y flanqueado por los cíngaros leales los que también le habían llevado hasta el puerto en su viaje a Londres. Se libró un combate desigual, el cual terminó cuando el puñal de Jonathan cortó el cuello del Conde al tiempo que Morris antes de caer por la puñalada mortal propinada por un cíngaro, atravesó el corazón del Conde, terminando para siempre con el sangriento vampiro de Transilvania.


PERSONAJES:

Principales: Pueden ser de dos tipos:

-Protagonistas: Drácula sería el único protagonista el cual es un No - Muerto, el jefe de los vampiros el cual tenía el pelo escaso en las sienes aunque abundante en el resto de la cabeza. Sus cejas, muy espesas, casi se juntaban. La era firme y algo cruel, con unos dientes singularmente afilados y blancos; le salían por encima del labio, cuyo color rojo denotaba una vitalidad asombrosa para un hombre de sus años. Por lo demás, sus orejas eran pálidas extremadamente puntiagudas en la parte superior; tenía la barbilla ancha y fuerte. Tenía un color extraordinariamente pálido. En cuanto a rasgos psicológicos era un No - Muerto de lo más macabro y cruel. Al principio parece bueno pero conforme vas leyendo el libro te vas dando cuenta de que no es así, sino que es todo lo contrario; un ser despreciable y cruel al cual los Antagonistas deben “matar”. Es egocéntrico y cree que todo gira en torno a él. En el libro se dice que sus presas principales son las mujeres de las cuales se “enamora” y no las deja hasta conseguir su fin.


-Antagonistas: En este apartado se pueden hacer varias divisiones dependiendo en la parte del libro que nos encontremos, pero solo voy a escribir una:


1º Jonathan: Es bueno, amable, obediente exceptuando cuando perdió la cabeza pero que al final volvió a ser una persona razonable y con gran sabiduría. Quería a su novia con la que se casa, en otras palabras era el contrario a Drácula. Jonathan es de gran carácter, valeroso, paciente, calculador y ambicioso ya que siempre se intenta superar para progresar.


2º Mina Murray: Es la prometida de Jonathan Harker, es una joven muy bella y de cuyos rasgos destacan; su serenidad a la hora de tomar decisiones, su gran paciencia y su fuerza de voluntad. El autor muestra esos rasgos de una forma mas directa que en el resto de personajes y esto se nota por los comentarios de Van Helsing, Seward y otros hacen sobre ella. Ella está presente directa o indirectamente en todos los episodios del libro, es un personaje muy importante en la obra. El personaje de Mina es un personaje de vital importancia en toda la obra pero especialmente en el desenlace de la obra, ya que durante la persecución demuestra que tiene una gran serenidad, aunque este envuelta en un verdadero caos, gracias a ella cogen a Drácula. En la última parte también se le podría considerar en vez de antagonista, protagonista o mejor dicho ayudante del protagonista, aunque en el fondo no lo sea.


3º Doctor Seward: Es un doctor o psiquiatra apasionado y el encargado del manicomio en el que se encuentra recluido Renfield. El doctor Seward es inseguro y débil aunque dotado de gran inteligencia. Para dotar a este personaje de estas características, el autor se vale de sus acciones y de sus pensamientos recogidos en su diario.


El doctor Seward medita minuciosamente todo lo que hace su paciente, y le apasiona por lo que hace con moscas, arañas y de más. El autor del libro le da un doble papel: Es el encargado de cuidar a Renfield y de intentar diagnosticar la enfermedad de Lucy (que como ya sabemos lo consigue Van Helsing).


4ºAbraham Van Helsing: El doctor Van Helsing es el amigo y fue el profesor del doctor Seward. Es un hombre extrovertido y simpático, audaz, dotado de una gran intuición y una inteligencia portentosa. La parte de la novela en la que medita sobre la enfermedad de Lucy, el personaje tiene mucha importancia, y durante este episodio de la novela sus cualidades anteriormente mencionadas destacan de manera formidable. Otro hecho que saca a relucir las cualidades de este personaje como son su audacia, su gran intuición e inteligencia, es que este descubrió la verdadera causa de la enfermedad de Lucy.


5º Arthur Holmwood: Novio de Lucy, gran amigo de Seward y al cual le pide ayuda para Lucy. En cuanto a rasgos psicológicos podemos decir que era bueno, bastante confiado y con gran coraje para matar a la vampiresa en la que se había convertido su prometida. Le suceden muchos problemas hacia la mitad de la novela entre otras cosas las muertes de Lucy y de su padre, después de esta última Arthur pasa a llamarse Lord Godalming.


6º Quincey Morris: Fue el otro pretendiente de Lucy, Americano, bastante fuerte y era aficionado a la caza. Tuvo mucha valentía y ayudó mucho a sus amigos sobre todo en el viaje en el que iban en busca o mejor dicho a la caza de Drácula, en el que fue tan valiente que por eso perdió la vida pero no sin antes matar a Drácula (mi personaje favorito, pobrecito, no se merecía morir así).


7º Lucy Westenra: Lucy es la amiga de Mina, la prometida de Arthur y de la que estaban enamorados Morris y Seward. Es una bella joven de clase media o bastante rica que vive en una mansión en Whitby. Ella es superficial y despreocupada, da excesiva importancia a pequeñas cosas despreocupando las que son de verdad importantes. El personaje de Lucy aparece en el tema en el que se trata su enfermedad, en los demás partes o en los demás temas aparece de forma pasiva, es decir solo cuando sus amigos la recuerdan y tiene su máximo esplendor en el apartado de los niños desaparecidos. Al final de su vida como humana sufre una ligera transformación exterior pero no obstante grandísima interiormente. Se convierte en vampiresa, es decir, pasa a ser la ayudante de los propósitos de Drácula hasta su “muerte” a manos de su amado. En el fondo era buena amiga de sus amigos.


Secundarios:

-Ayudantes de Drácula: Renfield, los zíngaros o gitanos, las tres vampiresas, la madre de Lucy de una forma indirecta y el jefe de Jonathan también de forma indirecta.


-No saben de su existencia: Serían entre otros la madre de Lucy de forma directa, Las monjas, los otros médicos del manicomio, las sirvientas de Lucy, los marineros, el jefe de Jonathan de forma directa, los viejos que mina y Lucy conocieron en Whitby, etc.


Renfield*: Es el personaje más extraño y extravagante de toda la novela. En su interior es muy inteligente pero los actos que realiza son bastante macabros.


Al principio de su aparición va con Drácula o mejor dicho a favor de Drácula, pero conforme transcurre la historia va dando pistas a nuestros amigos, las cuales les servirán para saber mas de Drácula, por dar estas pistas morirá o mejor dicho lo matará su amo (él a drácula lo llama amo).


6 comentarios:

Sybelle dijo...

Entro por mi propia voluntad...
¿A qué historia de locura me recordará eso? ¡Ah, sí! A la parodia de terror y a mis pobres Lucius y Snape corriendo del viejecito!! jejeje
Bueno, me pongo seria. Este es también uno de mis libros favoritos. Recuerdo qeu los leímos a la vez para aquel examen de 3º ESO. Yo no sé muy bien cuantas versiones había porque la nuestra tiene como ochocientas páginas y las de mis compañeros no llegaban a doscientas O_o, pero me encantó. Mi personaje favorito no moría ^^, era Jonathan Harker... eso sí, a Mina no podía ni verla ¬¬.

Por cierto, me ha encantado un pelo pantene vampírico que has puesto justo debajo de "Dracula de Bram Stocker", ¿Quién es el afortunado? parece aristocrático, bien vestido, y con un pelo rubio muy bonito... hehehe... algunas cosas nunca cambian ¿o no?

Mordiscos

Maeglin dijo...

De momento sólo he leido la parte histórica de tu artículo pero me ha fascinado leer dos nombres (más bien apellidos) entrelazados con la historia de Vlad: CORVINo y BATHORY. El segundo la Doncella sangrienta protagonista de ELLA;DRACULA y el primero Alexander Corvinos pariente único de los inmortales en Underworld jejeje El Pelo Pantene es un malosos del videojuego CASTLEVANIA ¿A que sí?

Pandora dijo...

¡¡Uoh!!Larguísimo artículo el que nos has expuesto.
Como puedes imaginar, a una vapirilla como yo le gusta que sus congéneres sean protagonistas de tu blog.
Yo estoy deseando leer "Ella, Drácula", para completar mis estudios sobre mi raza, que debe estar la mar de interesante.
También me emociona ver a mi Alucard como colofón final de tu historia.

Mamen: A mí también me caía como el culo Mina. De hecho prefiero a Lucy sin lugar a dudas.

Maeglin: No tengo nada en contra de Corvino, pero en cuanto a Underworld... La primera vale, no estaba mal y era palomitera, pero la segunda dejaba muchísimo que desear ¡¡Vaya mierdecilla de super hombre/vampiro/hombre lobo!! ¡¡Si le apalizaba cualquiera!! ¿Y esa escena extralarga de sexo que no se abe muy bien qué pintaba en medio de una persecución?
Lo dicho.

Kardis dijo...

A la segunda, a ver si puedo dejar comentario, me odian los blogs...snifff...

Sybellisima- Recuerdo que si no los leimos en la misma época pero creo recordar que no lo terminaste para aquel examen...acuerdate que quedamos para ver la peli en mi casa (por cierto 5 min. antes me dijiste que no venias). Yo lo termine a tiempo porque estube una semana en cama con fiebre y poco más que leer podia hacer (te acuerdas que me lo decias "claro como estabas en casa sin hacer nada has podido leerlo rapidamente" o algo así).

¡¿Cómo te puede gustar Jonathan Harker?! ¡¡Es un lloron!! (Bustamante literario). Me cae, incluso mejor, Mina, y es decir.

Yo sigo quedandome con ese valeroso millonario aventurero texano, Quincy Morris.

Es verdad lo de las versiones de los libros el mio era un cacho tocho (creo que eran de lo mismo, Novelas de Cine).

Maese Naugrim, llevas razón, las dos primeras imagenes son del videojuego CASTLEVANIA. Me a gustado el videojuego...uhmmm...

El libro de "Ella, Drácula", tengo ganas de leerlo, me pareció interesante cuando me hablaste de él hace tiempo.

Querida Pando Underworld no estubo tan mal, la mejor la primera, pero la otra estaba entretenida (muy quisquillosa... ju,ju,ju).

Andrómaca dijo...

Sólo puedo decir dos palabras: im-presionante. Pedazo de articulo te has marcado, Kagurilla. ¡Tanta letra y tan poco tiempo para leer! He tenido que hacer scroll durante varios minutos para ver hasta dónde alcanzaba la entrada. ¡Por todos los Valar, sí que te gusta ser exhaustiva con tus temas!

Besitos

Kardis dijo...

Siiii... esa soy yo, si no parece que me falta algo... ju,ju,ju.

Por lo menos espero que hallais disfrutado con lo que leais de él.

Besos .